Popular Posts

mesita auxiliar
DIY: Hacer una mesa de noche o mesa auxiliar
View Post
20160131_123337
Mis libros de viajes
View Post
To top
12 Feb

Redes asociales

IMG_6075

El post de hoy va a ser diferente, una mezcla de queja y reflexión acerca de las redes sociales. O más bien, una especie de análisis sociológico sobre algunos tipos de perfiles de usuarios de redes. Redes que, en ocasiones, suelen ser de todo menos sociales.

En mi opinión, creo que las RRSS tienen muchas cosas buenas y que pueden ser de gran utilidad si se hace un uso correcto de ellas. Pero hoy no voy a hablar de las cosas buenas sino de las malas, precisamente porque creo que son las que debemos cambiar y sobre las que tenemos que entonar el mea culpa.

Para que me entendáis mejor, os voy a dar una serie de ejemplos de cosas que he visto/leído últimamente en las redes y que me han dejado perpleja.

Empiezo con Facebook. En mi opinión, Facebook se ha convertido en un “vertedero” de mierda, mentiras e incultura. Un cajón desastre con toda la basura que circula por Internet.

Estas fotos virales de niños con tumores gigantes y enfermedades graves de todo tipo en las que se pueden leer cosas como, “para que este niño se cure escribe amén en los comentarios”, ¿son producto del analfabetismo, de la mala leche, de la incultura o de que somos gilipollas? Y lo más increíble es que esas fotos tienen 10000 comentarios con la palabra “amén” con lo cual el niño de la foto hoy en día debe ser, como mínimo, inmortal.

Otra cosa que me pone de muy mala leche es la gente que da credibilidad a absolutamente todo lo que en Facebook se publica y que lo comparte porque como está en Facebook “va a misa”. Os pongo ejemplo de algo que leía hace tiempo pero que vuelve a salir de vez en cuando en mi tablón porque a algún cenutrio o cenutria le ha llegado más tarde: “los profesionales de la sanidad pública que eviten hacer pruebas médicas cobrarán un X% más de sueldo”. Bravo!!!

El siguiente tema que quiero abordar y el que más asco me da es el de las faltas de respeto y la manía de algunos y algunas con juzgar absolutamente todo. Os pondré ejemplos diversos para que me entendáis.

Hace unos días, la presentadora y periodista Samanta Villar (famosa por el programa 21 días) publicó un libro en el que cuenta su experiencia con la maternidad). Hasta ahí todo bien. El problema viene con unas declaraciones suyas que decían que “tener hijos te quita calidad de vida” y que “no es más feliz ahora de lo que era antes”. Aquí es cuando se lía parda.

Por curiosidad me puse a leer los comentarios de la noticia y aluciné. Lo más suave que leí fue “mala madre”, “egoísta”, “no quieres a tus hijos”, “pena me dan esos niños”… y así un rosario de ataques desproporcionados producto, creo, de no haber leído el titular con detenimiento.

A ver, FEMINAZIS del mundo… la calidad de vida de una persona es un conjunto de componentes que van desde el ámbito social, político y económico hasta el físico y mental, pasando por muchos otros. Así que pensando objetivamente yo pregunto, ¿se ven mermados algunos de estos aspectos cuando se tienen hijos? Pongo dos ejemplos y aún podría poner más.

Ejemplo 1: 8 horas de sueño – 5 horas de sueño = 3 horas de sueño (nada más que añadir).

Ejemplo 2: X sueldo para dos personas VS. el mismo sueldo para tres o cuatro personas.

Pues por consiguiente se pierde calidad de vida, queramos aceptarlo o no. Otra cosa es que compense con creces, eso ni lo dudo.

Y con esto lo que critico son los insultos gratuitos y los comentarios hirientes desde el anonimato, de mujeres hacia otras mujeres por no pensar igual, por quererse a una misma, por vivir una misma experiencia de diferente manera o, simplemente, porque parece que si no eres un despojo humano con ojeras hasta el suelo y sacrificada hasta la extenuación no puedes ser buena madre o lo que es peor, una buena mujer.

También existe otro perfil de persona en las RRSS, el que critica por criticar.

Esta semana en el mundo de la farándula ha habido dos acontecimientos destacables: la entrega de los Premios Goya y el estreno en Madrid de la segunda entrega de Cincuenta Sombras de Grey.

Yo entiendo que hay gustos de todo tipo y que cada uno tiene su criterio, faltaría más. Pero hasta un cierto punto, todo lo que pase de ahí es mala leche y criticar por criticar.

Ejemplo: Amaia Salamanca acudió a la entrega de los Goya con un diseño de Pronovias que, a mi parecer, era impresionante pero para otros es aceptable también que pueda parecer exagerado, demasiado oscuro e incluso inapropiado. Me parece estupendo.

Bueno, pues como tenía que documentarme para este post me puse a leer comentarios en Instagram de fotos donde ella aparecía con “el modelito”. Por supuesto había muchos que reconocieron que iba espectacular pero muchAs otrAs (recalco la “A” porque en el 99% de los casos son mujeres) que decían cosas como “parece que va de andar por casa con ese moño”, “tiene los pechos caídos para llevar ese escote”, “parece que va disfrazada de Morticia Addams”…

En primer lugar, ¿en serio alguien va así para estar por casa? En segundo lugar, ¿qué más da si alguien tiene los pechos caídos para ponerse el escote que le dé la gana? En tercer lugar… si eso son pechos caídos que baje Dios y los vea. Y en cuarto lugar, ahora que llega carnaval que intenten recrear este “disfraz” a ver si tienen narices. Alucino.

Y es que las mujeres (hablo en general, a grandes rasgos, que no me mate nadie, sé que hay excepciones) somos como una portada de una revista de moda donde en la misma página te encuentras titulares como: “pierde 10 kilos en una semana”, “quiérete a ti misma tal como eres” y “maquíllate para parecerte a Taylor Swift”. Es decir, pura contradicción. Nos ofendemos por cualquier asunto machista que leamos en la prensa y luego aprovechamos cualquier banalidad para sacarnos los ojos e incluso humillarnos.

Y volviendo a la premier de Cincuenta Sombras. Yo entiendo que la gente que leyó los libros tenía su Christian y su Anastasia particular en la cabeza y que quizás estos dos no son los que muchos/as se habían imaginado para el papel pero vamos a ser objetivos, por favor.

En esta ocasión hice un mix de comentarios entre Facebook e Instagram donde leí cosas como “a él ya se le notan los años”, “está feísimo con barba”, “tiene cara de estar amargado”… Jajajajajajajaja.

A ver…¿qué años se le notan? Por Dios! Este tipo tiene 34 años. Lo de que “está feísimo con barba” yo no lo entiendo, o yo vivo en un mundo de gente extremadamente fea y cualquiera me parece guapo o los demás viven en uno de gente perfecta donde todo lo demás es puro horror. Porque decir que este tío está feísimo es como “para mear y no echar ni gota”. Y por último, la cara de amargado… Yo es que como no soy psicóloga como todos los que escriben en las redes pues no sabría decir.

Y él se lleva la mejor parte porque a ella le han llovido piropos como “tiene una pista de aterrizaje en la frente”, “está horrible”, “su abuela sí que es guapa pero su madre y ella son feísimas”, “lo tapadita que va aquí y luego bien que se despelota”, “es un pan sin sal”, “le hace falta un cocido”…

En fin… dejo foto de la de los pechos caídos, la de la pista de aterrizaje en la frente y del que está feísimo con barba para que os muráis de asco. Yo, la verdad, es que me muero pero de la envidia. Llamadme loca.

 

58 amaia_salamanca_goya_4z-z

 

Y por el último tema voy a pasar de puntillas porque poco tengo que añadir: gente que compráis seguidores en RRSS, dais penica.

Me dejo muchas cosas en el tintero pero no merece la pena seguir porque muchos y muchas no habréis llegado ni a la mitad del post.

En definitiva, menos envidia y más vivir y dejar vivir.

 

Y como aún mantengo mis redes sociales (aunque no sé por cuanto tiempo), os recuerdo que podéis seguirme a través de Facebook, Twitter e Instagram y dejarme cualquier comentario, duda o sugerencia en info@bagelstravels.com

 

Nos leemos pronto.

 

 

 

 

7 Comments
  • Marina

    UF. ¡Cuantas cosas!

    Yo creo que, en general, la gente confunde conceptos. Se confunde la “libertad de expresión” con “decir cosas hirientes sin tener en cuenta lo que pueda sentir la otra persona”, se confunde “tener una opinión” con “juzgar absolutamente todo” … y sí, todo el mundo tiene derecho a tener su propia opinión. Pero muchas veces, antes de pulsar el botón “Enviar comentario”, muchas de esas personas deberían plantearse si su opinión aporta algo positivo o simplemente hace daño.
    Como dijo una youtuber que me gusta mucho, “con el derecho a opinar hemos olvidado el deber de callar”.

    Lo del “feminismo” merece mención aparte. Muchas mujeres parecen no comprender que el feminismo no defiende vivir de una manera determinada, sino que cada mujer sea libre de tomar las decisiones que le de la gana, tanto si esto implica no tener hijos o tener siete, volcarse en su carrera profesional o ser ama de casa y cuidar de los hijos, ponerse tacones o ir en zapatillas… Me repatea que haya tanta gente que no entiende esto y que piense que determinadas actitudes no son compatibles con el feminismo. Como te dije el otro día por Twitter, nos queda un largo camino por recorrer. Hay demasiadas convenciones sociales que cuesta mucho sacudirse de encima.

    En fin, que queda mucho camino. Pero me gusta pensar que cada vez somos más las que somos conscientes.

    ¡Un beso!

    12 febrero, 2017 at 4:51 pm Responder
  • Zahara

    Me ha encantado tu post, Carmen. Y tienes toda la razón del mundo. Estoy de acuerdo que cada uno tiene su opinión y la puede expresar, pero creo que siempre se ha de hacer con respeto. Luego pasa lo que pasa… la gente se ve en los juzgados por un inocente tweet… No somos conscientes que les redes son un altavoz para todos, no solamente para los famosos…

    Te he de felicitar también por el comentario sobre lo contradictorias que somos las mujeres… creo que es algo en lo que hay mucho que trabajar aún, y no es fácil… estamos en un momento de la historia en que por primera vez tenemos “poder” y aún no sabemos gestionarlo. Lo único que hacemos es tirarnos piedras sobre nosotras.

    Comparto tu post en redes sociales.

    Un abrazo!

    12 febrero, 2017 at 7:24 pm Responder
  • MynoisysecretsBlog

    Impresionante y muy bueno. Más razón que un santo. Aveces la gente es muy cruel pero es fácil serlo cuando lo haces a través de una pantalla.

    De cada palabra que dices estoy absolutamente de acuerdo. Un beso corazón!

    12 febrero, 2017 at 9:19 pm Responder
  • Arantxa

    hace por lo menos 4 años q mi hijo pequeño me desconfiguro el ordenador y m borro mi cuenta de Facebook … creo q es lo mejor q pudo hacerme!!! Aunq no esté conectada a ninguna red social soy conocedora de todo lo q ha expuesto Carmen en su post y …. benditas tetas caídas de Amaia, quien fuese morticia por un día! Adoro a mis amigas solteras x condición y x convicción y a las q comparten noches y noches en vela x la crianza q bien nos emborrachamos todas cuando nos juntamos…hay personas q tienen mucho q decir de todo y de todos … cuánto tiempo libre q envidia me dan!algunas hasta ponen su verdadera identidad, bravo x los q saben expresar lo q piensan sin joder a nadie …Anabel Alonso prueba de buena educación ante una cipota más de las q recorren Facebook.

    14 febrero, 2017 at 11:32 am Responder

Leave a reply


Instragram – Bagels & Travels

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.