Popular Posts

mesita auxiliar
DIY: Hacer una mesa de noche o mesa auxiliar
View Post
20160131_123337
Mis libros de viajes
View Post
To top
9 Jul

48 horas en Nueva York

IMG_6895

Sé que soy muy pesada con Nueva York, lo reconozco. Y reconozco que para quien no le guste o para quien sea simplemente un destino más, debe ser muy aburrido encontrarse con este tipo de post cada dos por tres. Pero advierto que van a seguir apareciendo y que si no publico más contenido sobre esta ciudad es simplemente por falta de material.

En realidad, a mí me encantaría cerrar todas las secciones de mi blog y crear un espacio dedicado 100% a Nueva York. No es que no me guste hablar sobre el resto de contenido (si fuera así no lo haría) pero no hay comparación. Sé que ya hay muchos blogs sobre la ciudad, pero con mi visión personal no hay ninguno. Así que espero seguir viajando y descubriendo cosas nuevas para poder algún día tener un blog completamente neoyorkino.

De momento, os contaré como fue mi último viaje a la ciudad de los rascacielos. Os aviso de que este post será largo y estará cargado de fotos porque, aunque solo fueron 48 horas, estas dieron más de sí que todos los viajes anteriores juntos. Así que, como dicen los/as youtubers, preparaos un café, un té o un refresco que empezamos.

Aviso que esto no es una guía para conocer lo principal de la ciudad si tienes poco tiempo (esta también es una idea para un futuro post) sino un diario de viaje de alguien que ya ha estado en las principales atracciones turísticas de la ciudad.

 

DÍA 1

Aterrizamos en el Aeropuerto JFK sobre las 3 p.m y, después de pasar los controles de seguridad, nos subimos a un bus que nos llevaría (o eso creíamos) a nuestro hotel.

Lo que no sabíamos es que no llegaríamos al hotel hasta pasadas unas cuantas horas.

El bus hizo su primera parada en Brooklyn, en la zona de Dumbo y justo debajo del Puente de Brooklyn. Creo que la primera visita no podía ser más espectacular y, a pesar de haber estado ahí tres o cuatro veces, me sigo emocionando con las vistas e incluso con solo recordarlo.

 

IMG_6900

 

Como no habíamos comido, decidimos comprar unas hamburguesas en el que dicen que es el mejor sitio para comer hamburguesas de la ciudad, el Shake Shack. La verdad es que las hamburguesas están espectaculares y los batidos son de otro mundo, pero de eso ya hablaremos en otro post. Compramos nuestra comida y nos fuimos a disfrutar de ella a un banco desde donde podíamos observar el Puente de Brooklyn y el skyline de Manhattan.

 

Nueva York

 

Después, nos adentramos en Brooklyn y dimos una vuelta para hacer algunas fotos y entrar en algunas tiendas. Es curioso porque durante tres años consecutivos hemos visto in situ los avances en la construcción de un centro comercial de estilo industrial que este año por fin pudimos ver terminado. Y parecerá absurdo pero le tengo especial cariño a ese edificio. El primer año que lo vi, cuando todavía era un edificio ruinoso, me llamó mucho la atención por su estética industrial y me preguntaba a qué lo destinarían, porque como edificio de viviendas sería demasiado peculiar. Me fui de la ciudad con la duda, y pensando que no llegaría a saberlo porque “¡cualquiera sabe cuándo volveré yo por Nueva York!”. El segundo año continuaba en obras y seguía sin saber qué albergaría. Me volví a ir con la curiosidad y ahí sí que pensé que pasaría muchísimo tiempo hasta volver para verlo terminado. Y de nuevo volví en menos de un año y por fin pude verlo acabado y ver el interior, compuesto por diferentes tiendas tanto de moda y decoración. Tiendas que llaman la atención por su estilo y diseño. No sé, son “muy yo”.

 

IMG_6871IMG_6887

 

Pero sobre tiendas, centro comerciales y lugares para comprar en Nueva York, también hablaremos en otro post.

A las 7 de la tarde, después de un vuelo de 4 horas, después de haber visitado Brooklyn y después de sorprendernos con el frío que nos recibió al llegar a Nueva York, pensamos que ya sí era la hora de ir a nuestro hotel, ¡JA!

Antes de seguir, tengo que confesar que odio las visitas guiadas y que si un viaje es en grupo, organizado y con guía, huyo como alma que lleva el diablo. Pero igual que cambié mi opinión sobre Punta Cana al darme cuenta de que aquello no está tan mal, también he de reconocer que esta ruta me resultó, además de agotadora, agradable y muy productiva.

Nos encontramos con nuestro guía y nos comunicó que tenía una sorpresa para nosotros (las sorpresas son lo siguiente que odio después de las excursiones en grupo) y comenzó a hablar sobre los puentes más famosos de Nueva York y que, además, unen Manhattan con Brooklyn. Estos puentes son el Puente de Brooklyn, el Puente de Manhattan y el Puente de Williamsburg.

 

20170507_195344

 

No sé por qué pero me generaba cierta satisfacción conocer los datos y detalles que el guía iba dando. Por ejemplo, cuando este preguntó que cual era la capital del Estado de Nueva York todo el mundo dijo que era Nueva York. Y yo, tímidamente, susurré “Albany”. No quiero quedar de “enteradilla” pero ¡joder!, yo podría ser guía en Nueva York. En fin…

La sorpresa no era otra que un trayecto en el New York Water Taxi, un taxi sobre el agua, para poder pasar por debajo de los tres puentes. La verdad es que, a pesar del frío, la sorpresa me encantó y fue toda una experiencia.

Nos bajamos del taxibarco y nos dirigimos al autobús. Estaba encantada de estar en Nueva York pero necesitaba una ducha y una cama con urgencia y parecía que estaba un poco más cerca de conseguirlo.

Con el autobús en movimiento, el guía nos indicó que ya por fin íbamos camino a Manhattan pero que haríamos una parada en la zona financiera. WHAT? ¿En la zona financiera de noche? ¿Para qué?

Todo el mundo sabe que la zona financiera tiene mucho movimiento durante el día pero que por la noche, al ser un lugar destinado a banca, oficinas y negocios, permanece tranquilo y sin demasiadas cosas que ver. Pero nuestro guía tenía otra sorpresa. Yo ya no sabía si llorar por el cansancio, por la sorpresa o por ambas cosas.

El hombre nos sorprendió con unas entradas para el observatorio de la torre One World Trade Center, también conocida durante los trabajos de construcción como Freedom Tower.  Nuevamente, la sorpresa fue maravillosa.

 

IMG_2136

 

Este observatorio se inauguró en verano de 2015. Yo ya lo había visitado en horario de mañana, pero no había tenido la ocasión de disfrutar de las vistas siendo completamente de noche. Y si me permitís el consejo os diría que subáis de día o al atardecer. Las vistas son espectaculares igualmente pero de noche, los cristales hacen un efecto espejo que no permiten hacer ni una foto medio decente.

Después de pasar un rato en el observatorio, dimos un breve paseo por las fuentes construidas en los terrenos que un día albergaron a las Torres Gemelas. Me sorprendió el discurso del guía. Este nos contó que la información sobre ese atentado se manipuló desde el primer momento y que “si queríamos saber el verdadero número de fallecidos, multiplicásemos las cifras oficiales por cuatro y hasta por cinco”. Me quedé fría.

Después de este paseo había llegado el momento por fin de poner rumbo a nuestro hotel y descansar.

El hotel era el Intercontinental New York Barclay, situado en la zona de Grand Central Terminal.

 

20170507_222112

 

Este es el segundo Intercontinental en el que me alojo en Nueva York y sin duda, esta cadena hotelera es un acierto seguro. Pero nuevamente, el tema de los alojamientos podría ocupar otro post futuro.

 

DÍA 2

Me desperté excesivamente temprano, como siempre que estoy en Nueva York, y sobre las 7 a.m salimos del hotel en busca del Starbucks más cercano.

Después de desayunar nos adentramos en el metro (subway) y adquirimos un bono para los dos días que estaríamos en la ciudad. Tomamos la línea que nos llevaría a Brooklyn, en concreto al barrio de Williamsburg. Lo peculiar de este trayecto en metro es que no va bajo tierra y puedes ir observando a través de los cristales.

Ya hablé de este barrio el año pasado al volver de Nueva York (link aquí) pero solo tuve oportunidad de conocer una parte, y este año me apetecía visitar el barrio en su totalidad. Williamsburg cuenta con tres zonas diferenciadas. La primera es la zona ocupada por la comunidad judía ortodoxa, la segunda es una parte habitada en su mayoría por población latina y la tercera es mi favorita, el barrio hispter.

 

20170508_09430820170508_110124IMG_2161

 

Caminamos por Williamsburg y nos adentramos en sus calles. Considero que Brooklyn es, hasta donde conozco, el mejor de los cinco distritos para hacer buenas fotos. Creo que para cualquier fotógrafo y artista moderno esta zona debe ser una delicia y una fuente de inspiración. Hay arte, ocio, gastronomía, un ambiente cosmopolita y multicultural, modernidad, diseño y mucha personalidad. Juzgad vosotros mismos.

 

20170508_104748

IMG_2174IMG_2179IMG_6912IMG_6917IMG_6921IMG_6926IMG_6927IMG_6935IMG_6936IMG_6939IMG_6942IMG_6950IMG_6951

 

Después de recorrer Williamsburg volvimos a Manhattan, visitamos de nuevo a la Audrey Hepburn de Mulberry St. en Little Italy, la cual se encuentra pintada en la fachada del Caffé Roma y tomamos un refresco en el interior. Paseamos por lo poco que aún queda de Little Italy y de ahí pasamos a las calles de Chinatown. También tuvimos tiempo para dar una vuelta por el Soho y hacer algunas compras por Spring Street.

 

20170508_12252320170508_122852_001IMG_2206

 

Y para terminar la mañana, visitamos mi barrio favorito por excelencia de la ciudad, el West Village. Caminamos, recorrimos lugares especiales que ya conocíamos, comimos en nuestro italiano favorito y fuimos a nuestro parque de siempre, nos sentamos en nuestro banco de siempre y nos comimos el pudding de banana de Magnolia Bakery… como hacemos siempre.

Este es el plan que elegiría una y otra vez si solo pudiera hacer una cosa en Nueva York. Y si algo me alegra de haber exprimido tanto mis visitas a la ciudad es el haber creado mis rituales cada vez que voy y haber hecho “míos” algunos lugares y rincones.

 

IMG_2220IMG_6965IMG_7009IMG_7015IMG_7026

 

Volvimos a tomar el metro que nos acercaría al hotel y ya en la zona, nos movimos andando hasta que llegó la hora de irnos para arreglarnos. A las 6 de la tarde había que estar en el hall, preparados para lo que venía después.

A esta hora había cuatro autobuses de la empresa The Ride esperando en la puerta del hotel.

The Ride es un viaje en autobús con música, animación e interacción con actores que se encuentran situados en puntos estratégicos de la ciudad por los que el bus va haciendo su recorrido. Es entretenido y divertido pero una vez vivida la experiencia, no repetiría.

Después de disfrutar del espectáculo, el bus nos dejó en la puerta de la tienda que PORCELANOSA tiene ubicada en la Quinta Avenida, justo en frente del edificio Flatiron. Ahí nos servirían una cena y poco después un autobús nos devolvería al hotel.

 

20170508_202530

20170508_210902

 

DÍA 3

Nos levantamos muy temprano para aprovechar las últimas horas en Nueva York, dejamos las maletas en consigna del hotel y abandonamos nuestra habitación.

Después de desayunar decidimos entrar en la Estación Central. Ya la hemos visto varias veces pero estábamos al lado y nos apetecía ir nuevamente. Al igual que a la Biblioteca Pública, parada obligatoria para comprar algunos libros y regalos y, además, un edificio que vale la pena visitar siempre. Tras esto, optamos por dar un paseo por la Quinta Avenida, pasar por el Rockefeller Center y hacer una parada en St. Patrick´s Cathedral.

 

IMG_7133

 

Continuamos calle arriba hasta llegar a la Torre Trump, pasamos por el escaparate de Tiffany´s, por el Hotel Plaza y, antes de llegar a Central Park, hicimos una parada en la Apple Store, que es impresionante.

Una vez en Central Park, llevé a cabo nuevamente mi ritual de ir leyendo las placas grabadas de cada banco. Me encanta hacerlo, me quedaría a leerlas todas.

 

IMG_7041IMG_7044

 

Después de un recorrido por el parque, anduvimos por Central Park West. Esta avenida separa el parque del Upper West Side y cuenta con edificios de gran interés arquitectónico como por ejemplo el edificio Dakota, en cuya puerta fue asesinado John Lennon y el cual ha tenido a inquilinos de la talla de Lauren Bacall, Judy Garland, Mia Farrow o los propios John Lennon y Yoko Ono, entre otros. Vamos, una comunidad donde las derramas no suponen ningún problema 😉

 

IMG_7049

 

Poco a poco llegamos hasta Bryant Park, donde había muchísima gente comiendo, leyendo o descansando. Y nosotros optamos por entrar en Whole Foods para coger algo de comer.

 

IMG_7168

 

Whole Foods es una cadena de supermercados que se caracteriza por su comida sana, ecológica y porque a su vez ofrece la oportunidad de comer en el interior o bien usar su opción de buffet libre, donde vas poniendo la comida en una cajita y la cobran al peso. Nosotros optamos por esto último y nos fuimos a disfrutar de nuestra comida a una mesita de Bryant Park. La idea está bien siempre y cuando añadas comida a conciencia y no provoques un mejunje asqueroso e incomible como hice yo 😉

 

IMG_7172

 

Después de comer, necesitaba hacer un parada que tenía pensada desde antes de llegar a Nueva York. Quería ir a una tienda de decoración navideña llamada Christmas Cottage, ubicada en la 7th Avenue. Esta tienda es una maravilla incluso si eres el Grinch y odias la Navidad. Mi intención era comprar un adorno especial para el árbol, que lo tuviera siempre y que fuera de Nueva York.

 

IMG_7107

20170509_143237

 

Eran ya las 14.30 y había que estar en el hotel a las 16h. Teníamos solo una hora y media más para disfrutar de lo poco que nos quedaba en la ciudad. Y, a riesgo de llegar tarde, cogimos un metro en dirección al Lower Manhattan para despedirnos de Nueva York desde Battery Park, subir por el distrito financiero para ver el nuevo y polémico edificio diseñado por Calatrava, que no habíamos visto aún estando ya inaugurado, y para volver a tomar otro metro que nos devolviera al hotel.

 

IMG_2278

 

A las 17h. nos montamos en un bus camino del aeropuerto. Creo que es la peor hora del día para moverse por Nueva York, así que tardamos bastante en llegar. Pero el tráfico jugó a mi favor. El viaje no había terminado todavía y me gusta aprovechar hasta el último minuto.

Al igual que ocurrió en Punta Cana, todas las personas que iban en el autobús empezaron a “roncar” nada más iniciar el trayecto de camino al aeropuerto. Todas menos yo, que aguanté el cansancio para observar desde el primer asiento cómo cruzábamos el Queensboro Bridge, cómo pasamos por los estudios Silvercup, el mayor complejo de producción de cine y televisión de Nueva York, situado en Long Island City y donde se han rodado series como Sexo en Nueva York, Los Soprano, Gossip Girl o películas como Mad Men o El Diablo Viste de Prada, entre otras muchas. Y así, durante más de una hora, el exceso de tráfico me ayudó a conocer algo más de una parte de Nueva York de la que he oído hablar mucho pero que aún no he explorado, Queens.

 

IMG_2292

 

Y terminé este viaje igual que lo empecé, con una hamburguesa y un batido del Shake Shack. Aunque esta vez no fue frente al Puente de Brooklyn sino en la terminal del aeropuerto esperando el vuelo de vuelta :_(

 

IMG_6895

 

 

Y hasta aquí el post de hoy. Siento haberme extendido tanto. En mi defensa diré que aún así, me he dejado cosas por contar y muchas fotos por mostrar.

Y para todos aquellos que me dicen que no debió darme tiempo a ver nada en solo dos días, aquí está la respuesta.

 

Nos leemos pronto.

 

Os recuerdo que tenéis mi correo y redes sociales para cualquier comentario, duda o sugerencia.

Email: info@bagelstravels.com

Instagram: @bagelstravels

Instagram alternativo: @__newyorkstateofmind__

Facebook: Bagels&Travels

Twitter: @BagelsTravels

 

 

 

 

 

 

 

 

3 Comments
  • Patripaan

    Carmen, ha sido un verdadero placer leerte, se nota que la ciudad te apasiona. Me has atrapado desde tus primeras palabras y se me ha hecho corto.
    Sin duda, cuando vaya a visitar NY hablaremos largo y tendido tú y yo. Un beso gigante.

    9 julio, 2017 at 4:46 pm Responder
  • MynoisysecretsBlog

    Cuando algo te apasiona se nota, y tu sientes adotación y pasión por NY. Como dice Patri, el día que vaya hablaremos porque me encantaría conocer y vivir cada uno de esos rincones. Espero con muchas ganas todos los post que quedan sobre esta magnífica y apasionante ciudad. Un beso gigante.

    9 julio, 2017 at 7:48 pm Responder
  • Zahara

    Un recorrido súper completo, sí señor. Alucino que te haya dado tiempo de ver tantas cosas en tan pocas horas. Enhorabuena por el post, muy chulo y las fotos preciosas 😉

    10 julio, 2017 at 9:21 am Responder

Leave a reply


Instragram – Bagels & Travels

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.